Remedios caseros para el síndrome del ojo seco

Una sensación molesta que muchas personas experimentan es la resequedad en los globos oculares, conocida como ojo seco. Ocurre cuando la lubricación es tan deficiente que no permite se generen suficiente humedad o lagrimeo para mantener los ojos debidamente lubricados, produciéndose incomodidad y picor en el área. A través de remedios caseros se puede aliviar los síntomas del síndrome del ojo seco.

Contenidos del Artículo

Masajes

Un método rápido, eficaz y que se puede hacer en el mismo hogar, sin necesidad de acudir a antibióticos o químicos es realizar masajes en los ojos. Específicamente se debe estimular el área de los párpados para que luego surjan lágrimas. Además sirve para descansar los músculos y la circulación sanguínea que rodea el globo ocular.

Por supuesto, los masajes deben aplicarse con mucho cuidado y usando algunas gotas con ingredientes naturales. Se puede agregar a los ojos unas gotas de aceite de coco, luego acariciar de forma delicada la zona de los párpados, los cuales deben permanecer cerrados. El proceso debe durar aproximadamente tres o cinco minutos.

Limpieza

Como en todo lo que respecta a la salud del cuerpo, también cuando se experimenta la resequedad en los ojos son de gran importancia garantizar condiciones de higiene; la limpieza contribuye a la asepsia necesaria para evitar infecciones, ayuda al alivio del ardor y a recuperar la lubricación.

Un remedio casero para sanear el ojo seco es colocar unas gotas de agua en un paño –es importante que no esté completamente mojado–. Luego se frota el área de los parpados cerrados y se dan unos masajes para estimular la zona. Cabe acotar que el paño debe estar completamente limpio, hay que cuidar que no tenga impurezas que puedan ingresar en los ojos. Algunas personas en lugar de agua utilizan champú para niños y es también efectivo.

Añadir elementos calientes

Las compresas calientes también estimulan el área de los párpados para que las lágrimas se incrementen y ayuden a disminuir la resequedad en los ojos. Constituyen un excelente remedio casero y están entre las mejores opciones al momento de realizar este procedimiento de recuperación, pues igualmente se prescinde de los químicos.

Si no se tienen compresas, se puede utilizar un paño completamente limpio, sin impurezas y que no desprenda restos del material. A esta tela se le debe agregar agua caliente y luego colocarlo en los ojos cerrados. Nunca se debe agregar lo caliente directamente a los párpados porque agravaría la afección.

Parpadeos

Cuando el problema es continuo, la persona debe tomar previsiones para controlar los episodios. Por ello se recomienda realizar ejercicios de parpadeo durante el transcurso del día. Consiste en ejercitar abriendo y cerrando los párpados con intervalos de cinco segundos o incluso menos. Este procedimiento se puede efectuar varias veces al día.

Además de que estas prácticas constituyen una alternativa casera, contribuyen a su economía, pues no necesita comprar medicamentos o fármacos, y tampoco hay que invertir mucho tiempo para realizarlas. Se puede hacer dondequiera que la persona esté y cuando lo desee. Tome en cuenta estas opciones ante el molesto percance del ojo seco.

Comparte si te gustó