Remedios para los parásitos intestinales ¡Deshazte de ellos!

Puede ser difícil de creer, pero los parásitos se esconden en forma en las partes inferiores del intestino grueso. Aquí te traemos los mejores remedios para los parásitos intestinales.

¿Cómo se multiplican los parásitos intestinales?

Por la noche, los parásitos hembras ponen huevos pequeños alrededor del intestino grueso. Los niños a menudo se ven afectados por esto. Es muy común ver esta enfermedad en las escuelas. Si tu hijo está infectado, todos los miembros del hogar deben seguir el tratamiento, de lo contrario, los parásitos pueden mudarse a aquellos que ya han sido tratados.

El contagio solo puede ocurrir al tocar sábanas, alimentos o juguetes infectados. Mientras existan estos huevos, la infección no desaparecerá por completo. Estos óvulos pueden sobrevivir fuera del cuerpo por hasta dos semanas, lo que significa que la misma persona puede infectarse nuevamente, ya que continuará propagándose tan pronto como se haya expuesto por primera vez.

¿Cuáles son los síntomas de los parásitos intestinales?

Desafortunadamente, muchas infecciones parasitarias no tienen síntomas. La persona afectada, regularmente, puede sentir picazón alrededor del recto. Misma que empeorará por la noche.

Además, mantente atento a otros síntomas que pueden ocurrir:

  • Pérdida de apetito
  • Hinchazón en el abdomen
  • Dolor de cabeza, náuseas y mareos
  • Debilidad
  • Amarillento en la cara
  • Rechinido de dientes, especialmente cuando se duerme
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Infección en los órganos genitales

¿Qué hacer?

Cuando tu médico recomienda el tratamiento correcto para los parásitos, los gusanos pueden desaparecer en aproximadamente 15 días.

Pero incluso si los parásitos no viven, los huevos pueden sobrevivir. Por lo tanto, es una buena idea repetir el tratamiento después de dos semanas porque la probabilidad de reinfección es muy alta.

Sugerencias:

  • Mantén tus uñas cortas.
  • Lava tu ropa con agua caliente y limpia tu hogar con desinfectantes.
  • Lávate las manos varias veces al día.
  • Báñate todos los días y lava cuidadosamente el área alrededor del recto.
  • Evita llevarte las manos a la boca.
  • Es importante tratar a todos los miembros de la familia.

Remedios para los parásitos intestinales

Prueba algunos de los siguientes tratamientos naturales (junto con las recomendaciones de tu médico) para tratar los parásitos:

1. Ajo, semillas de calabaza y menta

El ajo es un agente antiséptico y antibacteriano que puede eliminar los parásitos. Las semillas de calabaza fortalecen tu sistema inmunológico; y son una buena fuente de zinc. Finalmente, la menta ayuda a suavizar los parásitos ligados al cuerpo.

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de semillas de calabaza (10 g)
  • 3 hojas de menta

Preparación:

  • Picar el ajo.
  • Pela las semillas de calabaza y agrégalas al ajo.
  • Agrega las hojas de menta.
  • Aplasta todos los ingredientes hasta obtener la consistencia de la masa.

Modo de ingesta:

Consume una cucharada de esta mezcla todos los días.  Si crees que el sabor es muy fuerte, puedes diluirlo con agua. Haga este tratamiento al menos una vez a la semana.

2. Menta y agua mineral

La menta actúa como un antiséptico natural para ayudar a limpiar tu cuerpo y eliminar los parásitos intestinales.

Ingredientes:

  • Hojas de menta (10 g)
  • Agua mineral (150 ml)

Preparación:

  • Hervir agua mineral y agregar hojas de menta.
  • Deja que la menta se permanezca a fuego lento, durante cinco minutos, para liberar sus propiedades.
  • Retirar del fuego y dejar actuar durante 10 minutos, debe estar a temperatura ambiente.
  • Finalmente, colar.

Ingesta:

Bebe una taza al día. Después de preparar, intenta consumirlo rápidamente. Sigue consumiéndolo por dos semanas.

3. Tomillo

El tomillo contiene timol, una sustancia con propiedades bacterianas que ayudan a eliminar hongos y parásitos. Esto también reduce los gases y los problemas digestivos.

Ingredientes:

  • ½ litro de agua
  • 2 cucharadas de hojas de tomillo (20 g)

Preparación:

  • Llevar el agua a ebullición.
  • Agrega hojas de tomillo.
  • Preparar a fuego lento durante 10 minutos.
  • Espere hasta que alcance una temperatura confortable.
  • Finalmente, cuela y bebe con el estómago vacío.

Ingesta:

No mezcles esto con otras bebidas. Evitea consumir azúcar y harina procesada. Bébelo por una semana.

4. Jugo de zanahoria y limón

Las zanahorias son una excelente verdura para tu sistema digestivo porque son ricas en fibra. Además, tienen propiedades antioxidantes que coadyuvan a limpiar tu cuerpo. Asimismo, el limón es perfecto para eliminar sustancias tóxicas del cuerpo.

Ingredientes:

  • Zanahoria (300 g)
  • Jugo de 1 limón (5 ml)

Preparación:

  • Lava bien todos los ingredientes.
  • Exprime el jugo de zanahoria.
  • Agrega el jugo de limón y mezcla.

Ingesta:

Bébelo justo después de prepararse. Repite por tres días.

5. Jugo de coles de Bruselas

Es hora de mirar las coles de Bruselas con un nuevo ojo. Este vegetal crea un efecto de limpieza que elimina los líquidos y toxinas retenidos en el cuerpo. Como resultado, ayuda a mantener el equilibrio del sistema digestivo.

Ingredientes:

  • Coles de Bruselas (100 g)
  • Zanahoria (100 g)
  • Lechuga (100 g)

Preparación:

Lava bien las verduras y exprime su jugo.

Ingesta:

Bébelo justo después de prepararse. Repite por una semana.

 

Comparte si te gustó