Los mejores tratamientos para el virus Zika

El virus de Zika es una enfermedad poco conocida, sin embargo, ha causado revuelo los repuntes que ha tenido en los últimos tiempos. Cabe destacar que este virus se asemeja a los del dengue y la fiebre amarilla; lo transmite el moquito Aedes aedypti mediante su picadura en el momento de estar infectado.

El Zika fue descubierto en 1947 en Uganda, mientras se hacían experimentos para la cura de la fiebre amarilla, no fue hasta el año 20007 cuando se dio a conocer debido a un brote de la enfermedad en la isla de Yap y otras islas cercanas a la Micronesia, al norte de Australia; este brote afectó a 8.187 personas.

Modos de contagio

Se ha determinado que además de contagiarse mediante el mosquito, el virus del Zika puede contraerse a través de la vía sexual; otro modo de contagio es a través de la madre embarazada al feto, sin embargo, este tipo de contagio se encuentra en estudio para determinar con certeza que sea cierto.

Los síntomas tardan en hacerse presentes, ya que el virus tarda en incubarse de 2 a 15 días. Se nota, entre otros síntomas, manchas de color rojo en la piel, fiebre discontinua, dolores musculares, y en menor grado, tos, vómitos y dolores de garganta, entre otros; por lo general, los síntomas dejan de aparecer entre tres y siete días.

Tratamientos alternativos para el virus Zika

Los tratamientos para el virus Zika convencionales se unen a los alternativos y esto puede hacer el padecimiento más llevadero, sobre todo cuando se presentan los síntomas. Por supuesto, lo más sano es consultar al médico y, ante todo, prevenir para no tener que lamentar las consecuencias, esta es una premisa que nunca falla.

La ingesta de jugos vegetales, al igual que los jugos de fruta, pueden lograr un efecto que aminore las molestas causadas por el Zika. Por supuesto que no deben faltar los alimentos ricos en vitamina C, esto fortalece el sistema inmunológico y crea una especie de coraza para resguardad la integridad física de la persona.

La planta de citronella suena mucho en el común de las personas y la sabiduría popular que ha demostrado, de un modo empírico, que hay otras alternativas para la cura del Zika. Esta planta puede aliviar el dolor de las articulaciones, machacando las hojas mezcladas con alcohol y aplicadas en las zonas donde haya dolores.

Otro remedio que se ha hecho muy popular es el jugo de papaya. Las hojas de la papaya se machacan y se extrae el jugo diluyéndose en agua; su contenido es antioxidante y ofrece una gran ayuda al sistema inmunológico, además de eliminar el dolor producido por la infección, hay que tener mucho cuidado porque este remedio no se debe usar en mujeres en periodo de gestación

Finalmente, es importante tomar en cuenta que para el Zika no existe medicamento ni vacuna; al estar expuesto a este virus, el mismo puede ser contraído. No obstante, si usted conoce los síntomas puede prevenir la enfermedad mediante los tratamientos para el virus Zika alternativos existentes, pero recuerde que una visita al médico nunca está demás.

Comparte si te gustó