Remedios caseros para curar el dolor de estómago

Una de las peores sensaciones que puede sentir el ser humano es el dolor de estómago o también conocido técnicamente como sensibilidad abdominal. Este hace insoportable los días de quienes lo padecen y puede ser producido por diversas causas, como mala digestión o exceso de gases.

A continuación elaboramos para ti una serie de remedios caseros para tratar de curar este mal bastante común, pero que se torna totalmente insoportable y requiere de atención inmediata.

Los remedios caseros que curan el dolor de estómago

Jugo de papa cruda

El jugo de papa cruda es uno de los mejores y más conocidos remedios caseros para lograr combatir al dolor de estómago. Se torna especialmente ideal para cuando se encuentren en sus hogares y al salir a la calle, cuando un remedio no sea una opción viable. Este se caracteriza por neutralizar de manera eficiente la acidez que azota a las paredes estomacales, lo que se traduce claramente en la mejoría para este tipo de males habituales del organismo humano.

El único ingrediente que requiere es simplemente una papa cruda. Se debe rallar la papa y finalmente sacar el máximo de ella al exprimirla. Luego, deberás beber totalmente el contenido y repetirlo unas cuantas veces al día o cuando lo consideres necesario.

Té de hojas de lechuga

Este remedio casero es muy popular por la facilidad al momento de realizarlo. Igualmente las hojas de lechuga se hacen eficientes para prevenir la acidez, destacando la rapidez y efectividad que posee. Este requiere de apenas 90 g de lechuga y aproximadamente 1 litro de agua para su preparación correcta. Simplemente hay que hervir la lechuga junto al agua por espacio de 10 minutos para luego realizar un proceso de colación y beberlo.

Té de artemisa

Otro clásico dentro de los remedios caseros es el té de artemisa, su facilidad lo hacen muy recomendado por todas las abuelas. Este remedio casero posee numerosas funciones como ser un digestivo y diurético por naturaleza. Sólo se necesita para su preparación de 20 hojas de artemisa y una pequeña taza de agua hirviendo. Se deben de hervir estas hojas para posteriormente beber cuando ya esté reposado. Los resultados son inmediatos.

Té de diente de león

Este té no puede faltar para cuando se sufra de un dolor estomacal. Además de lograr curar el estómago permite abrir el apetito, haciendo de este un poderoso aliado. Requiere una pequeña cucharada de hojas secas de diente de león y una taza de agua hervida. Luego se debe de hervir estas hojas en la taza y beberlo cuando esté tibio.

 

 

Comparte si te gustó