Síntomas del virus Usutu

Aunque es poco conocido, aunque solo en 2017 se conoce de 21 casos, el virus Usutu se ha hecho presente en la vida de los ciudadanos del mundo. Para saber de síntomas, primero debemos saber de qué se trata y buscar hechos históricos que nos ayuden a ahondar en el tema de este virus de reciente data.

Se dice que el primer caso de infección por el Usutu fue en 1981, en África. En esa oportunidad se notó el padecimiento de fiebre y erupción. El acontecimiento acaeció en África central; para el año 2004, un niño de 10 años padeció de fiebre e ictericia causada por hepatitis, el hecho se registró en Burkina Faso; posteriormente, en el año 2009, en Italia, se produjeron 2 casos en personas que habían recibido transfusión de sangre.

Cabe destacar que en los últimos casos citados no se sabe precisar si la causa fue la sangre donada o la picada de un mosquito infectado. De todos modos, en ambos casos se presentó fiebre alta, dolor de cabeza y disfunción neurológica, incluso en uno de los casos hubo presencia de hepatitis aguda.

De todo esto se desprende que los síntomas comunes presentados siempre consistieron en fiebre, erupciones y dolor de cabeza, por supuesto que en algunos casos la rigidez de los padecimientos se acrecentó e hizo más grave la situación. Cabe destacar que la presencia de encefalitis trae consigo alteraciones de conductas y deficiencia en funciones cerebrales.

Por otra parte, la presencia de hepatitis en algunos casos, trae como consecuencia graves problemas hepáticos, incluso, en muchos casos la categoría de gravedad y fulminante se presenta causando peligrosos trastornos en pacientes, lo cual complica el padecimiento y produce saldos lamentables.

Otro aspecto a tomar en cuenta son los periodos de incubación del virus Usutu, éste puede ir desde 2 hasta 14 días. Cabe destacar que aun cuando la enfermedad es de reciente data, en laboratorio puede diagnosticarse la enfermedad mediante exámenes de muestra de sangre y test serológicos, así como también anticuerpos neutralizantes.

Quizás el panorama se pinte critico, y la prevención temprana pueda ser lo que aminora o impida padecer la enfermedad, esto es, porque el tratamiento es sintomático, es decir, no existe tratamiento especifico para la enfermedad. Quizás por ser un mal reciente y por haber pocos casos esto ocurre, sin embargo la ciencia sigue investigando y profundizando en torno a este virus.

El virus Usutu, afortunadamente para la especie humana, no ha traído saldos lamentables en alta cuantía, quizá eso sea un punto a favor de los humanos; la enfermedad ya se conoce y en la medida que avanza el tiempo vendrán llegando las soluciones y se pondrá coto a este padecimiento como se ha logrado hacer con otras enfermedades.

Finalmente, se recomienda la prevención, evitar la automedicación. En caso de sospecha lo más conveniente es la visita al profesional de la medicina y caer adelante con alertas tempranas sin ningún tipo de demora. Puede ser que el dicho ya esté trillado, pero no carece de sabiduría: es mejor prevenir que lamentar.

 

 

 

Comparte si te gustó