Consecuencias de la candidiasis

La cándida es un hongo que habita normalmente en el organismo humano. Contribuye a los procesos digestivos y la absorción de nutrientes esenciales para el normal funcionamiento de órganos y tejidos, y su desbalance ocasiona algunas enfermedades en hombres, mujeres y niños.

La cándida es una levadura que suele alojarse en las mucosas, como la boca, los intestinos y los órganos sexuales. Su presencia es natural en el cuerpo humano, tiene el papel de balancear las bacterias y microorganismos presentes en nuestro organismo y aquellos que entran a través de alimentos y el medio ambiente.

Según los especialistas, existen varios tipos de candidiasis. Entre el 60 y 85 % de los casos de candidiasis o candidosis son provocados por la Candida albicans. Otras especies menos frecuentes son C. dublinensis, C. tropicalis y C. parapsilosis. Un aproximado de 75% de las mujeres se ven afectadas en algún momento de su vida por una alteración de esta levadura, lo que deviene en las conocidas infecciones vaginales.

La higiene, un factor primordial

Si se diagnostican y tratan debidamente, estas infecciones pueden considerarse de bajo peligro.

Existen otras modalidades que pueden perjudicar gravemente nuestra salud, como la candidiasis invasora, considerada la infección que puede alcanzar mayor gravedad y con más alta mortalidad, de acuerdo a cómo se produzca. El hongo está presente en la boca, tracto digestivo, tracto urinario, genitales y otras mucosas, por lo que la limpieza es esencial para prevenir infecciones de este tipo.

Consecuencias de la candidiasis

Un factor común en todas las modalidades de candidiasis es que el hongo necesita un entorno húmedo para proliferar; puede desarrollarse en cualquier pliegue de nuestro cuerpo, entre los dedos de manos y pies, bajo las axilas, mamas, ingles, genitales, nalgas y otras partes.

Las primeras consecuencias, si no se tiene la prevención correcta, son picor y pústulas que aumentan de tamaño hasta romperse, dejando una piel roja y brillante en los dos lados del pliegue, cuyo fondo se fisura y se produce una sensación de calor.

A nivel digestivo, el hongo puede hacer estragos en tu peso pues la cándida se alimenta de azúcares y carbohidratos procesados. Además de afectar tu peso, puede provocar enfermedades crónicas si no se atiende a tiempo y se modifican los hábitos alimenticios.

Igualmente, una baja de defensas del sistema inmunológico puede producir enfermedades como diabetes y enfermedades metabólicas. Es un hongo que puede crecer y multiplicarse de forma desenfrenada, por lo que mantener buenos hábitos alimenticios contribuye a minimizar su incidencia.

Hábitos sexuales en observación

En hombres está presente en la punta del pene y en mujeres en los pliegues vaginales, debido a que estas zonas del cuerpo son húmedas, están permanentemente cubiertas y en constante roce con prendas de vestir.

Es ideal optimizar la higiene íntima usando jabones neutros y agua templada, vestir prendas de algodón y además tener hábitos sexuales que promuevan el uso de condón y métodos de barrera para evitar una infección por contacto sexual.

Las mujeres deben seguir una rutina de limpieza que permita mantener la flora bacteriana vaginal balanceada, sin abusar de las duchas vaginales ni jabones con olor. Igualmente, deben acudir a su médico para prevenir enfermedades y cuidar sus hábitos alimenticios y de higiene personal.

 

Comparte si te gustó