Los beneficios de caminar para la salud pueden cambiar tu vida

No necesitas levantar pesas en el gimnasio, o correr maratones, para estar saludable. ¿Sabías que caminar no sólo te ayuda a perder peso, sino que también previene la diabetes y el cáncer de seno? Son muchos los beneficios de caminar.

Todo lo que necesitas hacer es comenzar con una caminata regular y, pronto, te sentirás más enérgico, activo, atento y feliz.

A continuación te presentamos algunos de los beneficios de caminar:

Salud mental: caminar promueve el bienestar mental. Además, es conocido como un excelente destructor de estrés. Si caminas al aire libre, la combinación de aire fresco con el ejercicio será una excelente manera de mejorar tu moral, y estado de ánimo.

Salud ósea: caminar unos 30 minutos al día aumenta la densidad ósea; y disminuye la pérdida de la misma en tus piernas. Este ejercicio de bajo impacto se dirige a la parte baja, la columna vertebral y las caderas.

Depresión: se ha demostrado que caminar previene la ansiedad y la depresión. Esto porque desencadena las endorfinas y promueve la relajación.

Un corazón saludable: caminar ayuda a prevenir la diabetes tipo 2. Estudios en Harvard han revelado que caminar, aproximadamente, 150 minutos por semana, reduce el riesgo de padecer diabetes. Los mismos estudios mostraron que caminar a un ritmo moderado (de 3 a 4 mph), durante hasta 3 horas, toda la semana (30 minutos al día), minimiza el riesgo de enfermedad cardíaca en las mujeres en un 40%. Otro estudio mostró que los hombres jubilados que caminan más de 1.5 millas por día, tienen un riesgo significativamente menor de enfermedad cardíaca, en comparación con los hombres que caminan menos.

Ayuda a combatir el cáncer: un estudio de la Universidad de Harvard mostró que las mujeres que caminaban de 1 a 3 horas por semana, tenían un 19% menos de riesgo de muerte por cáncer de mama y cáncer de útero. Cuando caminaban de 3 a 5 horas por semana, sus riesgos de los mismos cánceres se redujeron en un 54%. Los hombres que caminan enérgicamente durante, al menos, 3 horas a la semana, después de ser diagnosticados con cáncer de próstata, tenían un 57% menos de probabilidades de ver el progreso de la enfermedad.

Salud cerebral: caminar, regularmente, reduce la atrofia cerebral y el deterioro mental, lo que resulta en una disminución del 50% de las probabilidades de desarrollar Alzheimer (una forma de demencia en la que el pensamiento, la memoria y la movilidad se disminuye con el tiempo). El ejercicio, a medida que envejeces, también ha demostrado reducir la contracción del cerebro.

Disminuye la presión arterial: los estudios han demostrado una disminución de la presión arterial en aquellos que siguieron un ejercicio de caminata similar a los 30 minutos recomendados por día, cinco veces a la semana.

Arterias destruidas: un estudio del Journal of the American College of Cardiology encontró que el ejercicio, antes de una comida, puede ayudar a detener los efectos de los alimentos altos en grasa, en la función de los vasos sanguíneos. Caminar es bueno para el corazón, tus arterias y vasos sanguíneos, de muchas maneras; incluida la acumulación y la obstrucción de las paredes arteriales, las cuales hacen que la sangre circule por todo el cuerpo, a los órganos y las extremidades.

Caminar combate la artritis y fortalece las articulaciones: los pacientes con artritis de rodilla, después de terminar un estudio de caminata de 8 semanas, pudieron aumentar la distancia recorrida en un 18%; y obtuvieron casi un 40% de aumento en la función articular. También experimentaron mucho menos dolor; y necesitaron menos medicación después de caminar.

Pérdida de peso: Caminar una milla (1,6 km) consumirá, al menos, 100kcal de energía. Caminar dos millas (3.2 km) por día, tres veces por semana, ayudará a reducir el peso en, aproximadamente, una libra (0.5 kg) cada tres semanas. Otro beneficio de caminar es que altera el metabolismo de las grasas de tu cuerpo para que pierdas peso.

Ayuda a las mujeres embarazadas: sólo una de cada cuatro mujeres embarazadas hace los 150 minutos de ejercicio por semana que se recomiendan. Un buen programa para caminar puede aliviar los efectos del embarazo, como dolores de espalda, estreñimiento y problemas para dormir. Los beneficios para el bebé no se hacen esperar. El ejercicio que hacen las futuras mamás da a luz a bebés con un peso más saludable, lo que reduce su riesgo de problemas de peso más adelante.

¿A que esperas? Aprovecha los beneficios de caminar, sal de casa y cambia tu vida.

 

Comparte si te gustó